sábado, 10 de septiembre de 2016

El poder de los Ojos Turcos


Desde hace cientos de años atrás, la cultura de oriente ha venido utilizando y difundiendo los poderes de los ojos turcos, un amuleto muy utilizado en Turquía, India y Arabia para combatir el mal de ojo.

¿Qué es el mal de ojo?

Según una creencia muy antigua, los sentimientos del ser humano se exteriorizan primordialmente a través de la mirada. Dicen que los ojos son la ventana del alma y que a través de ellos podemos expresar nuestras más profundas emociones. El mal de ojo se da cuando una persona, movida por los celos o la envidia, envía esa energía negativa a alguien más, por medio de una mirada cargada con esa intención o a través de un maleficio.

Existen otros casos en los que el mal de ojo se presenta sin la necesidad de tener malas intenciones. Esto sucede porque somos seres energéticos y algunas personas tienen una energía más fuerte que otras. Esa energía la emanamos de forma inconsciente de diversas formas y una de ellas es a través de la mirada; por lo que si nos encontramos con una persona que tenga una baja energía o no esté en la capacidad de repeler esas vibraciones, puede verse afectado y adquirir el mal de ojo.

Los niños y las mujeres en estado de embarazo son muy sensibles a la energía, por lo que es muy común que lleven un hilo rojo o un accesorio con un ojo turco para protegerse y eliminar esas vibraciones de baja frecuencia que pueden llegar a recibir y que les hace daño.



Lleva tu amuleto
Los ojos turcos u ojos de Fátima cada día son más utilizado en la bisutería y podemos encontrarlos con facilidad en diferentes presentaciones como cadenas, piedras, dijes o cristales.

Muchas personas han optado por llevar este amuleto consigo para repeler envidias, celos o egoísmo. Lo utilizan en pulseras, cadenas, aretes, tobilleras, llaveros, etc. En los hogares u oficinas también se utiliza y lo cuelgan en lugares visibles para que cumpla la misma función. Los ojos turcos son el talismán de miles de personas en el mundo, que encontraron en él la forma perfecta para mantener su energía al mejor nivel y alejar las malas vibras, estando siempre protegidos.



¿Por qué un ojo?

El ojo se asocia al sol y al acto de ver. Tiene el poder de enfrentar miradas y supervisar todo lo que pasa alrededor. Los ojos turcos los encontramos en distintos colores, cada uno con un significado propio:

  • El azul: representa el color claro del cielo y del pensamiento. Se cree que atrae la buena suerte a su portador.  
  • El rojo: relacionado con la sangre y el amor, es el color de la energía, el poder y la determinación, así como de la pasión y el deseo.
  • El amarillo: color del sol. Simboliza la fuerza y la vitalidad; es el color de la salud y el vigor físico.
  • El verde: es el color de la naturaleza; simboliza la esperanza y el crecimiento personal.
  • El blanco: se asocia a la luz. Es el color de la perfección y la pureza. Limpia y transmuta energías negativas a positivas.
  • El violeta: simboliza el poder y la ambición. Se asocia a cualidades como la sabiduría, la dignidad, la independencia, la creatividad, el misterio y la magia.

Anímate a visitarnos y conoce todas las hermosas referencias que tenemos con ojos turcos ¡Utilízalos y dale significado a tus creaciones!